Refuerzo estructural

Las causas que suelen producir o motivar la necesidad de realizar un refuerzo estructural son:

  • El incremento de los valores de las cargas a las que puede estar sometida la estructura, debido a un cambio de uso o bien al incremento de sobrecargas de uso con el paso del tiempo.
  • La disminución de la resistencia de la estructura, por degradación del material estructural o bien por la pérdida de sección de alguno de sus elementos.
  • El efecto de acciones accidentales como sismo, fuego, explosión, choque, etc…
  • Cambios en la geometría existente por reformas del edificio, como el apeo de un pilar o la apertura de huecos en el forjado para la instalación de ascensor o la construcción de una nueva escalera.

Existen 2 tipos de refuerzos:

Refuerzo Activo:

Están especialmente indicados cuando la estructura original no verifica los estados limites de servicio, es decir, cuando el refuerzo obedece a la necesidad de recuperar las deformaciones existentes, o bien cuando el refuerzo debe aportar un incremento importante de la capacidad resistente de la estructura ante estados limites últimos.

Refuerzo pasivo:

En numerosas ocasiones, el refuerzo obedece a la necesidad de aumentar el nivel de seguridad de la estructura hasta alcanzar los valores exigibles hoy en día, lo cual se consigue con un incremento de su resistencia ultima. En estos casos, si bien la estructura reforzada deberá ser capaz de desarrollar la resistencia ultima deseada, aportada  a través de refuerzo, la movilización de este no será necesaria salvo que se produzca incrementos de carga. Para ello, tanto en estructuras metálicas como de hormigo, es necesario que los materiales, originales y de refuerzo, tengan suficiente capacidad plástica para admitir las deformaciones necesarias que permitan la movilización del refuerzo y así alcanzar la resistencia ultima deseada.

El sitio www.peñatratamientos.com no utiliza cookies que permitan elaborar un perfil de los gustos y de la navegación del usuario, considerando tales ficheros físicos como información alojados en el propio terminal del usuario y sirven para facilitar la navegación del usuario por el portal.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra

Cerrar